lunes, 4 de mayo de 2009

…y pasó el MAPOMA 2009

Tras varios días del MAPOMA, con mis maltrechas piernas ya recuperadas, tengo cierta perspectiva para relatar la experiencia.
Este es mi segundo maratón, tras San Sebastián 08. El primero lo elegí por ser teóricamente el más fácil de España y este segundo por ser el de Madrid, ciudad en la que vivo y con la que estoy plenamente identificado. Independientemente de que es el más duro de todos los maratones en ruta de este país, es un verdadero placer enfrentarse a los 42 pasando por entornos tan emblemáticos, como pueden ser Castellana, 4Torres, Puerta del Sol, Plaza de Oriente, Santiago Bernabéu, y finalmente Retiro. Es un maratón muy bonito en una ciudad muy bonita.
Tuve la suerte de contar con el apoyo desde salida hasta la meta de mi amigo Jose. Compartimos esfuerzo y compañía durante todo el trayecto. Sin él, la carrera hubiera sido al menos distinta. También tenía preparada una liebre para los últimos 10K, pero finalmente resultó ser conejo y se quedó atrás. Sus ganas, voluntad y cariño fueron suficientes. Ana, profundamente agradecido.
En esta ocasión, la preparación fue distinta a la anterior. Han sido cuatro meses de un promedio de 65 K/semana, prescindiendo esta vez de tiradas superiores a los 26K. Quizás si ha habido sesiones más exigentes en cuanto a ritmo que en la anterior ocasión, pero mi percepción es que no es preciso caer en la “obligatoriedad” de las supertiradas largas de 30 ó más kilómetros. Quizás sean hasta contraproducentes. En mi caso, creo que no me reportan beneficio y si desgaste.


Por otro lado, me paso al bando de los populares que piensan que hay que desmitificar el maratón, lo cual no le resta un ápice de mérito para todo aquel que lo prepara y se presenta en línea de salida habiendo aceptado el reto de terminarlo y así aproximarse o incluso superar algunos de sus límites, tanto físicos como mentales. Lo que cada vez veo menos, es el carácter épico y mítico que siempre ha rodeado a esta distancia. No es algo reservado a una minoría. Casi cualquier persona que realmente quiera hacerlo, esté en un aceptable estado de forma y acepte el compromiso, podría hacerlo. No es menos cierto que no es un suceso, salvo excepciones, que se haga muchas veces en la vida de una persona, es decir que se convierta en algo habitual, por lo que sí tiene algo de especial, que los maratonianos abanderamos como una seña de identidad. Es una prueba en la que no hay ganadores pero si vencedores. También hay vencidos, los que no llegan a meta.
La gloria de cruzar la meta se contrapone al fracaso de no cruzarla. No existe uno sin otro. Es fácil, o llegas o no llegas. Para mí, de todas las cosas que se pueden llegar a ser, ser maratoniano es una de las más satisfactorias. Lo recomiendo a todo el mundo.

¿y ahora que?

Esta e la pregunta del día después…….Pues lo tengo muy claro…., el mes de mayo lo dedicaré a recuperarme y a dar por terminada la temporada y generar nuevas ganas. El 30/05 probaré una nueva experiencia: el duatlon cross. Veremos que tal duro es esto de la bicicleta. Después, en junio comenzaré poco a poco a entrenar el maratón de Estambul. Será el 18/10/09……

3 Amigos que han opinado:

Paco Montoro dijo...

Bueno Antonio te felicito por acabar tu segundo maratón y por ese gran registro, en un circuito tan duro como es el de tu ciudad. Me parece estupendo lo que opinas, ademas de ese descanso que todo maratoniano debe de tomar al terminar la gran gesta.
Un abrazo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Quizás peque de modestia al decir que la Maratón está casi al alcance de cualquiera. De momento soy un cobarde y no me atrevo con la distancia.

Ana dijo...

A mi me sirvió de mucho el estar durante los primeros 12 kms patinando 10 metros por detrás de los últimos corredores (no podíamos acercarnos más, para no agobiarlos). Si no vas a una media de 8:20 minutos por kilómetro, te piden que te retires (es el ritmo que hay que llevar para acabar en 6 horas). Yo creo también que está al alcance de mucha gente.
Para mí héroe no es la palabra a aplicar a alguien que termina un maratón; joer, que lo hacemos (tengo intención de repetir ;-)) por diversión!!
Suerte con el duatlón cross, y enhorabuena de nuevo por haberlo terminado.

Plantilla creada por laeulalia basada en la harbor de blogger.