lunes, 22 de diciembre de 2008

entrenamiento versus trabajo/vida familiar

¿Se puede compaginar el entrenamiento de un maratón con el trabajo y la vida familiar?

Entrenar un maratón significa estar convencido de que lo quieres hacer. Significa estar dispuesto durante tres o cuatro meses a entrenar con frió, lluvia o calor. Significa asumir cierto desgaste psicológico. Significa cuidar tu alimentación, tu peso y tus horas de sueño…. Significa estar un poco obsesionado con la idea.

Todo esto supone evidentemente un sacrifico de otras facetas de la vida cotidiana. Vamos a analizarlo por partes. Las actividades básicas y sus tiempos de dedicación podrían ser en un caso medio:







Esto implica que el 44% del tiempo, es decir 74 horas a la semana, quedan disponibles para el resto de actividades: casa/familia/amigos/ocio.

Un popular debería tener suficiente con dedicar 7 horas semanales a su entrenamiento, lo que supone una dedicación aproximada del 12% del tiempo, es decir casi hora y media, cinco días a la semana. Evidentemente este es tiempo de ocio. Quizás no se puedan mantener otros hobbies, ver la tele, etc…

Resumiendo, nadie tiene más o menos tiempo que nadie. Todos disponemos de 24 H diarias, que finalmente priorizamos de un modo u otro. No conozco ningún estudio que demuestre que por ejemplo los corredores tienen mas tiempo libre que los que no lo sean.

No obstante es necesario un entorno que facilite la tarea. Si llegas a casa a las 20:00 y te toca un progresivo de 10K, no ayuda que tu pareja te diga…. ¿donde vas con el frio que hace? No ves que es de noche…Mejor si te quedaras en casa.

Yo tengo la suerte de que mi pareja respeta y apoya mi afición, aunque no la comparte. Aunque estoy intentando convencerla con la carrera de la mujer 2009, creo que es cuestión de tiempo.

Plantilla creada por laeulalia basada en la harbor de blogger.